Los hombres de Quabit Guadalajara se marcharon de vacaciones tras un mes de diciembre plagado de emociones y de esfuerzos. En el último tramo de la competición, los morados se mostraron cargados y cansados, pero aun así dieron la cara, pasando a la cuarta eliminatoria de la Copa del Rey, disfrutando de la Copa ASOBAL en León y en un cómodo segundo puesto de la Liga ASOBAL. Tanto la plantilla como el cuerpo técnico ha aprovechado para descansar y recargar las pilas, algo que hacía falta tras una intensísima primera vuelta.

César Montes encomendó una serie de trabajos de mantenimiento a los jugadores, que han servido para que todos ellos hayan vuelto en perfectas condiciones y los primeros entrenamientos estén teniendo muy buen nivel: “me ha sorprendido el buen nivel de la plantilla”, reconocía el entrenador del Quabit, César Montes. Sin embargo, son varios los jugadores que han vuelto tocados de las vacaciones: Bozalongo continúa con molestias en un tobillo, por lo que se va a hacer pruebas complementarias para determinar el alcance, Mellado está siguiendo un tratamiento como consecuencia de las molestias que arrastra en el tendón de aquiles y Alberto Sanz ha vuelto lesionado de la selección y le están examinando en busca del origen de su problema, aunque ya se ha descartado que tenga que ver con el ligamento cruzado.

Por su parte, José Manuel Ramos Padilla ha dejado de formar parte del club, una vez completada su recuperación física.