Tras  un mes alejado de la competición, Quabit Guadalajara saltó ayer al terreno de juego con el objetivo de probar la maquinaria. A pesar de la derrota por 33-29 ante el Atlético Valladolid, César Montes está satisfecho con el trabajo del equipo, que viajó a Peñafiel mermado por las bajas de Bozalongo, Mellado, Víctor Vigo  y Agustín Vidal. Su ausencia permitió que los jóvenes canteranos Jairo Pina y Chema Celada sumaran minutos de calidad en sus posiciones.

FICHA TÉCNICA

Recoletas Atlético Valladolid (33): Javi Díaz (portero), Gonzalo Viscovich (-), Rubén Río (2), Abel Serdio (2), Héctor González (6), Adrián Fernández (1), Jorge Serrano (7) -siete inicial- César Pérez (portero), Alex Garza (-), Roberto Turrado (-), Fernando Hernández (7, 3p), Miguel Camino (-), Nico López (1), Diego Camino (1), Roberto Pérez (1), Víctor Rodríguez (5), Álvaro Martínez Lobato (-), Miguel Martínez Lobato (-).

Quabit Guadalajara (29): José Javier Hombrados (portero), Javier Parra (1), Víctor Montoya (3, 2p), Pedro Fuentes (3), Ignacio Moya (4), Javier García (3), Sergio Valles (-) -siete inicial- Sergio Mellado (-), José María Márquez (6), Lucas Benedito (4, 1p), Adrián Eceolaza (1), Daniel Sedano (2), José María Celada (1), Jairo Pina (-)

Parciales cada 5 minutos: 4-3, 7-5, 9-6, 13-8, 14-10, 16-15 -descanso- 20-17, 22-12, 24-23, 27-25, 30-26, 33-29

Árbitros: Antonio Merino y Víctor Rollán. Excluyeron a Chema Márquez (20’), Alex Garza (22’, 36’), Héctor González (45’).

Pabellón: Pabellón Municipal de Peñafiel (Valladolid), partido amistoso ante unos 500 espectadores.