Quabit Guadalajara consigue la permanencia matemática a ocho jornadas del final de la Liga Loterías ASOBAL. El punto cosechado en Benidorm suma el vigesimoséptimo en la cuenta del Balonmano Guadalajara, lo que supone igualar el máximo número de puntos obtenidos en la historia del club al final de una temporada: fue en el año 2013/2014 cuando Quabit Guadalajara firmó un meritorio octavo puesto con 27 puntos en su haber y un equipo de ensueño. Al final de aquella temporada, con Mateo Garralda al frente del vestuario, el equipo estuvo a punto de disolverse por la incertidumbre económica para la siguiente temporada, debido al abandono de un patrocinador importante en esa misma campaña  y la incertidumbre sobre las subvenciones públicas de la administración regional, que no tenía una política definida.

El de hoy es un equipo bien distinto. Con un presupuesto humilde, muchas ganas, trabajo e ilusión, y unos jugadores que son una piña y tienen fe ciega en su entrenador, Balonmano Guadalajara ha conseguido que el equipo tenga en el  David Santamaría su feudo particular. En esta temporada, el municipal solo ha vivido la derrota ante Ademar y Anaitasuna, presenciando además partidos históricos como el empate ante el FC Barcelona o la remontada ante SD Teucro, que les dio paso a la Final8 de la Copa del Rey.  Cada partido ha sido un desafío no apto para cardíacos y los aficionados alcarreños no han visto a los hombres de César Montes bajar los brazos ni una sola vez. Balonmano Guadalajara ha peleado de tú a tú con los más grandes y ha sacado el coraje de los pequeños, que han desafiado la valentía de los morados.
El punto cosechado ayer en Benidorm supo a victoria por su dificultad: partido igualado donde los haya, las defensas fueron la clave para mantener el marcador a raya durante la primera parte, aunque Benidorm parecía tener la suerte de su parte (Descanso, 9-6). A la vuelta de vestuarios, Quabit salió enchufado, reduciendo la desventaja. Sin embargo, los de Benidorm se fueron hasta de cuatro goles, forzando una remontada épica de los hombres de La Alcarria, que llegaron al minuto 59 con dos goles abajo y consiguieron empatar el partido sobre la bocina, con un gol de Nacho Moya desde siete metros.

Este punto sitúa al combinado morado en la tercera posición de la Liga Loterías ASOBAL, eso sí, empatado a puntos con Cuenca, Granollers y Bada Huesca. El séptimo, solo un punto por debajo, Ciudad de Logroño, visitará el feudo alcarreño el próximo sábado. Ese será nuestro siguiente desafío: defender el tercer puesto ante un equipo con muchos más medios que el nuestro y tan poderoso deportivamente como el Ciudad de Logroño, lo que supondrá otro enfrentamiento de alto voltaje  que exigirá del equipo lo máximo para tener opciones.Será a las 17:00h en el David Santamaría y la emoción está asegurada.

Ficha técnica:   (4), Esteban (1), Grau (2), Cuartero (1), Calderón; Robles (1), Salinas, Pabán (4), Corzo (4, 3 p), Marchán (2).

25 – Quabit Guadalajara: Hombrados; Mellado, J.M. Márquez (1), Montoya (5), Vidal (3), Sanz (1) y Nacho Moya (5, 4 p); Parra (3), Vigo (3), Bolanzogo, Fuentes, Javi García (4), Sedano y Valles.

Marcador cada cinco minutos: 1-1, 3-4, 5-5, 5-5, 6-6, 9-6 (descanso) 11-9, 14-11, 15-16, 19-19, 23-22 y 25-25.

Árbitros: Fernández Pérez e Iniesta Castillo. Excluyeron dos minutos a Calderón, Grau y Simonet por el Benidorm y a Bozalongo (2), Sedano y Javier García por el Guadalajara.

Incidencias: Encuentro correspo