Quabit Guadalajara sigue sin encontrarse con la victoria tras una racha que se prolonga desde el mes de febrero. Los alcarreños se enfrentaron a un equipo serio en defensa en El Sargal, ante el que fue difícil finalizar. El resultado final, de 32-26 da fe de un partido en el que Guadalajara no bajó los brazos pero tuvo falta de acierto en ataque.  Según el entrenador, César Montes, su equipo jugó bien, con continuidad y buenas situaciones de lanzamiento, pero tuvo dificultades a la hora de finalizar: “hemos fallado en definición y ese ha sido nuestro principal déficit. Además, no hemos sido capaces de cortar el ataque conquense, que metió 32 goles. Aunque Jota ha estado muy bien, no hemos tenido la consistencia necesaria”. El próximo viernes, Quabit Guadalajara se enfrentará a Bidasoa en el David Santamaría, y el apoyo de la hinchada morada es fundamental para salir de un bache que está resultando difícil de superar para el equipo alcarreño: “ojalá la afición responda y nos ayude a superar este duro momento”.