Quabit Guadalalajara ya ha comenzado a sentar las bases de su proyecto deportivo de cara a la temporada 2018-2019 con la renovación para un año más del histórico guardameta José Javier Hombrados. La leyenda del balonmano español militará un año más en las filas del Quabit luciendo su edad en el dorsal. Con 46 y una larga carrera a sus espaldas, Jota aporta calidad bajo los palos y experiencia en el vestuario. Su bagaje ha permitido atemperar los ánimos en momentos a los que algunos jugadores jóvenes no estaban acostumbrados. Para el vicepresidente del club, Alberto Quemada, la profesionalidad de José Javier Hombrados es un plus: “contar con Jota en Guadalajara es un lujo, tanto a nivel deportivo como humano. Estamos muy  contentos de poder contar con él una temporada más”.

José Javier Hombrados se ha mostrado muy agradecido por la confianza que el club ha depositado en él un año más. Además, ha confesado mantener una relación especial con Guadalajara:  “Guadalajara es mi casa, es la tierra de mi familia y ser protagonista aquí supone un plus de motivación”. A pesar de haber sido todo en el mundo del balonmano, Jota no se conforma: “no solo quiero mantener el nivel de este año sino mejorar”.  Además, debido a su situación profesional y familiar, Jota se siente muy cómodo en Guadalajara: “no es habitual que una persona de mi edad siga jugando y yo tengo la suerte de poder seguir haciéndolo. En Guadalajara me ponen las cosas muy fáciles”.

Por su parte, el técnico del conjunto morado, César Montes, considera que el anuncio de la renovación de José Javier es fundamental para asentar el proyecto de cara a la próxima temporada: “no se me ocurre un portero mejor para el Quabit Guadalajara, es una gran noticia para el club”.

El anuncio de la renovación se ha producido en el gimnasio Kinesia Health & Sport, un nuevo espacio deportivo a la vanguardia de la tecnología y con una estética innovadora y muy cuidada. Alberto Quemada ha aprovechado la presencia de los medios de comunicación en el gimnasio para hacer público el acuerdo de patrocinio entre el club y el centro deportivo, que se extenderá durante lo que queda de temporada y la siguiente. Gracias a esta colaboración, los jugadores del Quabit pueden realizar sus entrenamientos de fuerza en sus instalaciones cuando las infraestructuras municipales no están disponibles.