Quabit Guadalajara pierde ante Bidasoa en el feudo morado en una noche en la que el equipo local no fue capaz de dosificar su ansia de gol. El resultado final, de 19-23, da fe de un Quabit poco certero en ataque, pero con una portería sobresaliente.

Inicio intenso el vivido en el David Santamaría en la tarde de hoy. Guadalajara comenzó dominando, con Jota férreo en portería y un ataque acertado que le permitió llevar la batuta en los primeros minutos. Sin embargo, los hombres de Jacobo Cuétara imprimían un alto ritmo al ataque, llevando al límite a los morados. Bidasoa Irún consiguió empatar llegado el minuto 9 y 6 minutos después, con 6-7 en el marcador,  tomó la delantera por primera vez en el encuentro. A partir de ese momento se turnaron los goles en ambas porterías, con un José Javier Hombrados espectacular que paró hasta 12 balones en la primera parte. El resultado al descanso, 11-13, dejaba mucho trabajo por hacer en la segunda parte para el Quabit Guadalajara.

Bidasoa Irún entró a la pista con dos goles de Popovic que sorprendieron a Jota y complicaron bastante la situación (min 2, 11-15). Los morados se atascaron en ataque y su defensa hizo aguas, llegando al minuto 8 con un marcador adverso de 12-17 que motivó el tiempo muerto de César Montes que, sin embargo,  no surtió el efecto deseado. El ansia por finalizar se transformó en precipitación.  A pesar de ello, Quabit consiguió acercarse (min 19, 16-19), mientras la grada no dejaba de creer en la remontada. Adrian Eceolaza sustituyó a Jota en la portería morada y sacó una mano mágica que evitó el penalti de los irundarras  e inundó el municipal David Santamaría de ilusión. El combinado alcarreño se metió de lleno en en el partido, ganando en concentración y haciendo lo más difícil, recuperar la confianza y acercarse hasta el 18-19 del minuto 25. Por desgracia, varias acciones desafortunadas facilitaron que el equipo iruñés entrase de nuevo en el encuentro y se distanciara más de lo deseable, haciendo imposible la remontada. Al final, 19-23 y la sensación de que los 27 puntos se le han atascado al conjunto morado. Eso, sin perder de vista que este número antes mágico, ahora maldito, es la máxima puntuación histórica del BM Guadalajara.

El último partido en casa, fin de fiesta de la temporada, que tendrá lugar el próximo 12 de mayo, se disputará en el Palacio Multiusos de Aguas Vivas y está prevista una fiesta solidaria organizada por la Zorra Alkarreña en beneficio de la asociación Guada Acoge.

Parciales

3-2, 4-4, 6-6, 8-8, 10-9, 11-13 DESCANSO. 12-16, 13-17, 15-19, 18-19, 19-23.

Quabit Guadalajara (11+8)

José Javier Hombrados (po. 48,6%) Javier Parra (1), Sergio Mellado (0), Lucas Candido (2), Chema Márquez (7), Víctor Montoya (2), Agustín Vidal (0), Alberto Sanz (0), Víctor Vigo (2), José María Bozalongo (0), Adrián Eceolaza (0), Pedro Fuentes (0), Ignacio Moya (2),  Javier García (2), Daniel Sedano (0), Sergio Valles (1).

Bidasoa Irún (13+10)

Iñaki Cavero (1), Imanosl Vázquez- Andueza (1). Adrián Crwoley (2), Markel Beltza (0), Iñigo Aldaba (0), Kauldi Oriozola (7), Asier Zubiria (0), Iker Serrano (1), Xoan MAnuel Ledo (1), Leo Renaud 80), Rodrigo Salinas (2), Jon Azkue (1), Ivan Popovic (4), Mikel Redondo (0), Borja Lancina (3)

Árbitros

Partido oficiado por los colegiados Jesús Álvarez Menéndez y José Carlos Fiera Cavada. Por parte de Quabit Guadalajara fueron excluido dos minutos Javi Parra, Sergio Mellado y José María Bozalongo (2 veces. En las filas del Bidasoa amonestaron con dos minutos a Markel Beltza (3 veces) y Leo Renaud.

Incidencias

Partido correspondiente a la vigesimoséptima jornada de la Liga Loterías ASOBAL disputado en el polideportivo municipal David Santamaría ante aproximadamente 1.000 espectadores.