Quabit Guadalajara viaja este viernes a Bolaños de Calatrava, la localidad natal de Javi García, donde recibirán a los alcarreños con todos los honores. El partido, que tiene un coste de 5€, enfrentará a Quabit al BM Alarcos, un combinado que milita en División de Honor Plata.

El de mañana será el último amistoso que disputen los morados antes de que comience la liga, ante Granollers, el 7 de septiembre. Sin embargo, César Montes continúa pensando en afianzar los conceptos, sin tener en la cabeza al primer rival ASOBAL: “los objetivos en este partido son parecidos a los del resto de amistosos, ir consolidando lo aprendido, automatizando  procesos y corrigiendo errores. Lo fundamental en este momento es que los jugadores se coordinen y se conozcan y que los nuevos vayan cogiendo minutos. Para Pablo Paredes será el segundo partido, Serradilla seguirá cogiendo experiencia y Alberto Sanz va sumando poco a poco más peso en el equipo. Jaime Gallardo será baja casi con seguridad, debido a molestias en la rodilla. Más allá de eso y de la lesión de Montoya, no hemos tenido contratiempos y. el equipo está funcionando muy bien. Los entrenamientos de esta semana no han tenido tanta carga física, e intentamos buscar un buen estado de forma física de cara al inicio de la competición”.

Aunque el Alarcos Ciudad Real pertenece a una categoría inferior, Quabit Guadalajara no modificará su planteamiento: “sería un error pensar que por ser un rival de otra categoría va a ser más fácil, vienen de ganar a Puente Genil en su casa , alzándose con el IV Trofeo “Villa de Puente Genil” y es un equipo puntero de su categoría, estoy seguro de que vamos a ver y disfrutar de un buen partido”.

En otro orden de cosas, Víctor Montoya será operado este viernes a las 11:30h, una buena noticia que sienta las bases para su recuperación: ¡Animo, Monty!.