Quabit Guadalajara recibe este sábado al Liberbank Ciudad Encantada de Cuenca en un derbi caracterizado por la igualdad a ambos lados de la pista. Tanto conquenses como alcarreños llegan a la sexta jornada de la liga con cuatro puntos en su cuenta particular, fruto de dos victorias y tres derrotas. Históricamente, los puntos también se han repartido equitativamente entre los dos equipos castellano-manchegos en los últimos años, por lo que el David Santamaría vivirá uno de esos partidos en los que todo puede pasar.

Lo que sí está asegurado este sábado es una Fiesta del Balonmano, con partidos desde las 14:30h, comida popular y espectáculo asegurado a partir de las 19:00h. En las gradas, el derbi se caracteriza por el colorido y la intensidad de ambas aficiones y en la pista ambos combinados prometen sacar lo mejor de sí mismos para hacerse con la victoria. Quabit Guadalajara llegará con ganas de dedicar una victoria a su afición, tras dos derrotas consecutivas: “tenemos ganas de resarcirnos tras la derrota en Alcobendas”. En frente tendrá un equipo intenso cuya seña de identidad es la defensa. Según César Montes, “Cuenca es un equipo defensivamente muy fuerte y duro, que explota bien el contraataque y tiene un gran lanzamiento exterior. Además, sus jugadores funcionan bien en el uno contra uno y colectivamente funcionan muy bien”.