El ajustado resultado cosechado en el partido de ida de la cuarta eliminatoria de la Copa del Rey hace necesaria la remontada para acceder a la Fase Final a 8 que tendrá lugar los días 5, 6 y 7 de abril en Alicante. En tierras oscenses el marcador, de 28 a 26, refleja un partido igualado, en que ambos equipos mostraron su garra y la ilusión por pasar de eliminatoria. En el caso de Guadalajara, la posibilidad de repetir el hito histórico del año pasado está en la cabeza de todos: llegara la final a ocho de la Copa del Rey, donde estarán los cuatro primeros clasificados de ASOBAL el pasado año, más los ganadores de esta eliminatoria. Según las palabras de César Montes, el equipo se encuentra muy ilusionado y animado, con ganas de repetir la experiencia. Para ello quedan sesenta minutos y Quabit necesita remontar dos goles de desventaja: “somos conscientes de que Huesca es un rival muy difícil pero sabemos que los podemos remontar y de que vamos a trabajar, lugar y pelear por ello y que para ello necesitamos el apoyo del público. Entendemos que es un momento para hacer historia y necesitamos el apoyo de la gente,  en uno de los momentos más complicados de la temporada”.

La estrategia de César Montes: ser competitivos y luchar pero sin obsesionarse con la remontada en los primeros minutos: “Tenemos un partido muy duro ante un rival que se maneja muy bien en este tipo de situaciones y la idea principal es ganar el partido”.  Para ello, Quabit BM Guadalajara utilizará sus armas habituales: “Vamos a plantear un partido normal y lo lógico sería que el partido estuviera muy ajustado. No vamos a plantear nada distinto a lo habitual, a pesar de llevar dos goles de desventaja”.

El partido tenrá lugar este miércoles a las 20:30h en el polideportivo municipal David Santamaría y coincidirá con la celebración del Día del Club, por lo que el acceso al partido tendrá un coste de 5 euros para los socios y 10 para los no socios.