Esta tarde hemos asistido al último partido amistoso de pretemporada de este año, que ha enfrentado al Quabit BM Guadalajara con todo un Helvetia Anaitasuna, al que los morados plantaron cara con seriedad llegando a un resultado final de 25 a 28.

Ni que decir tiene, que de un rival de categoría se esperaba un encuentro de lo más apasionante, como así ha sido. El Anaitasuna ha demostrado en los 60 minutos ser un rival muy a tener en cuenta en esta edición de la Liga ASOBAL.

Arrancaba el partido con el septeto habitual de Mariano Ortega en los últimos encuentros, con la única modificación de la portería. José Javier Hombrados bajo palos, acompañado por Petrov, Paredes, Márquez, Pereira, Moya y Dariel García. En los primeros minutos se vio una gran intensidad del equipo morado. Pudimos ver al conjunto de Ortega muy concentrado en defensa, bloqueando el ataque del equipo navarro y con un Dariel García muy inspirado, acompañado por el potente brazo del capitán Chema Márquez. Sin embargo, los hombres de Iñaki Aniz entraron rápidamente en el encuentro, consiguiendo empatar llegado el primer cuarto.

Mariano Ortega detuvo el cronómetro al ver las tablas sin poder frenar el cambio de actitud del equipo visitante, que comenzó a marcar distancias con los locales. De hecho, el segundo tiempo muerto llegaría escasos minutos después, con un 9-13 en el marcador y a 8 minutos del descanso. A pesar de ello, los de Guadalajara se rehicieron y consiguieron mostrar una excelente imagen en los últimos compases de la primera mitad, llegando al descanso con un ajustado 13-15 en el luminoso del David Santamaría.

A la vuelta de vestuarios, el BM Guadalajara mantuvo la cara, sin permitir que Anaitasuna penetrase lo suficiente como para reducir la distancia. Saeid se afianzó bajo palos y la defensa permaneció fuerte ante ante los embites de los navarros. Las buenas maneras no fueron suficientes y Anaitasuna siguió sumando, llegando a acumular una ventaja de 5 llegado el minuto 16. Los alcarreños reaccionaron una vez más y forzaron a Aniz a detener el cronómetro, pero el combinado de Mariano Ortega continuó con su progresión firmando un muy buen segundo tiempo, a pesar de que el resultado final fuera de 25 a 28.

En el capítulo de bajas, faltaron Íñigo Barricart, que en el día de su 24 cumpleaños tuvo que ver al equipo que lo vio crecer como deportista desde el banquillo.  Tampoco saltó a la pista Antonio Serradilla, que continúa con molestias en la mano, Juan Marmesat aquejado de un golpe en una caída, ni Jaime Gallardo con una lesión muscular y a los que Ortega decidió reservar de cara al primer encuentro de ASOBAL.