Tras varios días de intensa preparación física con sesiones de mañana y tarde, llega el momento de la verdad para el Quabit BM Guadalajara. Toca demostrar que el descanso ha sido positivo y ha servido para llegar con más ganas, si cabe, al arranque de la segunda vuelta y para ello, nada mejor que dos partidos amistosos frente a rivales de categoría.

Mañana llega el primero de ellos. El equipo morado se desplazará a la bonita localidad navarra de Estella/Lizarra para enfrentarse a todo un clásico de la Liga Asobal, el Helvetia Anaitasuna de Pamplona, devolviendo así la visita que el equipo navarro hizo al alcarreño en la pretemporada veraniega. El encuentro se disputará a las 19:00h en el Polideportivo Lizarrerría de Estella.

Mariano Ortega es consciente de que estos partidos de preparación son importantes de cara a tomar el pulso al nivel del equipo antes de la competición oficial, así como para comprobar el estado físico y anímico en el que se encuentra la plantilla para enfrentarse a una segunda vuelta de Liga que se prevee dura a la par que emocionante.

El entrenador morado no pudo asistir a la rueda de prensa tras haber sido llamado por TVE para comentar el partido de esta tarde de los Hispanos en el Europeo de balonmano (16:ooh en Teledeporte) lo cual supone todo un orgullo para el club alcarreño, ya que también han contado con Jota Hombrados para comentar los partidos de nuestra selección.

Aún así tuvo la deferencia de dedicarnos unas palabras antes de desplazarse a la televisión: «este partido nos servirá para coger ritmo competitivo y regular las cargas, porque llevan bastante carga de físico y tienen muchas ganas de tocar balón. Todos los partidos son importantes y sirven para competir, en este caso vamos con intención de ganar aunque lo más importante es coger el ritmo más que el resultado. El descanso nos ha venido bien y vamos a afrontar todo lo que nos queda con muchas ganas».

Para Íñigo Barricart, el pamplonica del equipo, los choques contra Anaitasuna, el conjunto que le vio crecer como jugador, siempre son partidos especiales, aunque ya se va acostumbrando a jugar contra su ex equipo, ya que ésta será la tercera vez esta temporada que se enfrentan ambos conjuntos «estamos haciendo mucho físico y tenemos muchas ganas de tocar balón ya. Claro que tengo ganas de jugar contra Anaitasuna, aunque ya me voy acostumbrando».

Esta mini pretemporada se hace muy necesaria para Barricart, ya que tras las vacaciones de navidad en las que estuvo descansando en Pamplona, le queda un mes antes de empezar la competición liguera que está aprovechando al máximo para ponerse en forma «creo que esta segunda vuelta ya conozco más al equipo, al entrenador y la ciudad y por eso creo que va a ser mejor que la primera a nivel personal. El equipo también se conoce más y está más compenetrado y creo que vamos a empatar menos partidos esta vuelta, algo que hemos hecho mucho hasta ahora a pesar de ser bastante raro en balonmano, pero conociendo ya a Mariano y sabiendo lo que nos pide, creo que vamos a saber matar mejor los partidos y jugar mejor».

Para este partido no hay bajas, aunque Paredes continúa con ciertas molestias en el tobillo y Serradilla está cogiendo poco a poco el ritmo tras incorporarse este lunes a los entrenamientos. Saeid Barkhordari continúa concentrado con su selección y Dariel García en Cuba por motivos personales. El resto de la plantilla viajará a Navarra para ponerse a las órdenes de Mariano Ortega, así como los jugadores más jóvenes del equipo de Primera Nacional Jorge Romanillos, Javier Bodí, Jose Luis Román, Álex López y Daniel Santamaría y el juvenil Javier Chacón, recientemente convocado por la Real Federación Española de Balonmano para el CAR de Granada (Tecnificación en el Centro de Alto Rendimiento deportivo). Todos ellos acompañarán a la plantilla de Asobal para este amistoso.

Queremos recordar también que ya se puede adquirir el abono de media temporada al 50% de su precio total, para disfrutar de los ocho partidos que quedan en casa por un precio más que razonable si lo comparamos con el espectáculo que el cuadro alcarreño ofrece siempre en su feudo. Estás a tiempo, ¡abónate!