Una vez finalizado el parón en la Liga Sacyr ASOBAL, arranca de nuevo la competición liguera para el Quabit BM Guadalajara y lo hace mañana miércoles a las 20:30h en el David Santamaría. El equipo morado se enfrenta, en la que será la jornada 16 de la competición, al BM Logroño La Rioja, dando así el pistoletazo de salida para la segunda vuelta de la Liga.

Al igual que arrancó la temporada, el Quabit se enfrenta a un duro comienzo de vuelta, ya que durante los primeros seis partidos tiene que enfrentarse a rivales tan desafiantes como Logroño, León y Barcelona.

Para Mariano Ortega el calendario viene como viene y al igual que en las seis primeras jornadas ligueras, está dispuesto a intentar arrancar el mayor número posible de puntos, sea cual sea el rival «los partidos son los que están, en la primera vuelta teníamos partidos con equipos en plena competición europea, más cansados y esta vez estarán más frescos, pero el calendario es el que es y nos centramos en intentar jugar bien los 60 minutos y darlo todo». El míster del equipo alcarreño tiene cogida la medida al equipo riojano y plantea el partido como siempre, con el objetivo de mantener a su equipo concentrado en todo momento y lo mejor posible en todas sus líneas «Logroño es un equipo con mucho equilibrio tanto en ataque como en defensa. Tiene gente de mucha envergadura que crea muchas dudas en las líneas de pase y tenemos que estar muy sólidos en la circulación del balón y en las acciones contra el portero de finalización»

Dariel García es un viejo conocido del equipo riojano, ya que aterrizó en España de la mano de un programa de colaboración entre la Federación Cubana de balonmano y el club de Logroño. Cada partido que se enfrenta a sus ex compañeros es un reto especial y por eso quiere darlo todo y va a pelear por conseguir que los dos puntos se queden en el feudo alcarreño «es un partido especial, pero sobre todo quiero ganar y que nos llevemos la victoria. Logroño es un equipo muy bueno y tenemos que darlo todo». Dentro del vestuario son conscientes del gran número de empates cosechados durante la primera vuelta y quieren mejorar este aspecto para la segunda vuelta «hemos empatado mucho pero esta segunda vuelta va a ser mejor y con el esfuerzo de todos podemos lograrlo».

El equipo se encuentra bien, con ganas de competir y sin lesiones,incluido Pablo Paredes quien, a pesar de estar un poco por debajo de su nivel todavía, esta semana ha entrenado con normalidad y mañana ayudará al resto de sus compañeros en el difícil choque.

Os esperamos para dar al equipo el recibimiento que se merece en el primer partido del año, ¡Vamos Guada!