El Quabit BM Guadalajara comunica que el pivote argentino Gastón Alberto Mouriño se incorpora a las filas del club para la próxima temporada.

Mou, como le gusta que le llamen, ha militado en el Bidasoa Irún, Atlético Valladolid y BM Zamora (en dos fases diferentes), equipo del que proviene ahora. Es un jugador de 1.90m, con buena envergadura y calidad, tanto en ataque como en defensa. Trabajador, con ganas de mejorar y ayudar al equipo, llega a Guadalajara dispuesto a ser pieza clave en el nuevo proyecto de Mariano Ortega.

El pivote argentino de 25 años se formó en las categorías inferiores de la Asociación Deportiva Nuestra Señora de Luján, de San Martín, provincia de Buenos Aires, y después pasó a jugar en el Colegio Ward, también de la capital argentina, para desde allí dar el salto a Europa, en la temporada 2015/16, fichando por el Bidasoa Irún de División de Honor Plata. En esa campaña anotó 76 goles en 35 partidos disputados y logró el ascenso a ASOBAL con el conjunto vasco.

En la siguiente temporada, 2016-2017, Mouriño llegó al conjunto zamorano, con el que consiguió de nuevo el ascenso a la máxima categoría desde la División de Honor Plata. Tras este primer paso por Zamora, fichó por el Atlético Valladolid por una temporada, para finalmente volver a recalar la pasada campaña en el BM Zamora, de donde procede.

Como internacional, Gastón Mouriño ha jugado con la selección argentina juvenil, con la que fue campeón de los Panamericanos en 2012, y disputó el Mundial de Hungría en 2013. También fue internacional en categoría júnior y en 2015 disputó con la selección albiceleste el Mundial de Brasil.

En 2017, de la mano del seleccionador argentino, el leonés Manolo Cadenas, debutó con la selección absoluta argentina en los Juegos Sudamericanos en Cochabamba (Bolivia) y ha llegado a disputar el Mundial de Alemania y Dinamarca en 2019, contando así con la plena confianza del gran entrenador español Cadenas.

Estamos deseando poder recibirlo pronto en el equipo, y que nuestra afición vea de lo que es capaz el argentino sobre la pista azul del David Santamaría.

¡Bienvenido Mou!