Este año el Quabit BM Guadalajara cuenta con una colaboración muy especial y es que el Dr. Enrique Rojas Díaz, se une a la disciplina del club y lo hace de una manera totalmente altruista y desinteresada, simplemente guiado por su espíritu de ayuda a los demás y amor por el deporte.

Hemos podido compartir unas palabras con él para conocerlo un poco más:

¿A qué te dedicas, aparte de colaborar con el club?

Soy traumatólogo en el Hospital Universitario de Guadalajara.

¿Cómo surge la idea de colaborar con el club?

Conozco a Javi Rodríguez, director del Área Técnica Deportiva del Quabit del hospital, por motivos laborales y se pone en contacto conmigo, teniendo en cuenta mi gusto por el deporte en general.

¿Eres seguidor del balonmano o prefieres otros deportes?

Soy amante de los deportes en general, sigo de forma más estrecha el fútbol, el baloncesto y el tenis. Aparte de que cuando era joven fui jugador de voleibol en mi país (Colombia).

En los difíciles tiempos en que nos encontramos, ¿cómo crees que puede afectar la COVID-19 a la competición?

Sin lugar a dudas es un escenario ajeno en el que nos tocará jugar a todos de “visitantes”. Es una nueva normalidad que no puede opacar al deporte y que, al contrario, debe servir para que desde la disciplina y la pasión que supone el balonmano, se brinde una sonrisa, una emoción, una esperanza al pueblo que tanto ha llorado por este enemigo invisible contra el que nos ha tocado luchar.

¿Conoces ya a la plantilla? ¿Cómo los ves físicamente?

Los estoy conociendo poco a poco, pero me gusta el ambiente y la amalgama de juventud y compromiso que hay, siento que es una bonita familia de la que espero formar parte y estar a la altura para conseguir grandes objetivos.

 

Sin duda una gran incorporación para esta temporada la del Dr. Rojas, un ejemplo de generosidad y amor por el deporte. ¡Bienvenido Kike!