Mañana miércoles arranca semana de competición complicada para el Quabit BM Guadalajara. En el primero de los dos choques se enfrentará, en la que corresponde a la Jornada 1 de Liga Sacyr ASOBAL que fue aplazada por motivos sanitarios, a todo un histórico Helvetia Anaitasuna quien se encuentra casi a mitad de la tabla con un partido menos.

El Quabit viene de una dolorosa derrota en Valladolid y, tras cinco partidos disputados, solo ha conseguido arañar dos puntos, lo que le sitúa al borde de los puestos de descenso y con una necesidad creciente de empezar a puntuar y dejar buenas sensaciones para reafirmar la confianza de sus jugadores.

Mariano Ortega no considera preocupante la situación, al encontrarse la competición en su fase inicial, pero es muy consciente de los fallos cometidos y del trabajo que queda por hacer «estamos tranquilos en el sentido que el equipo está con el dolor de la derrota pero sabiendo que podemos mejorar». El partido frente al Helvetia Anaitasuna se plantea como duro y difícil, de nuevo con el handicap de un Santamaría vacío, «necesitamos tiempo para asimilar algunos conceptos, el calendario tampoco ha ayudado mucho. Anaitasuna es un equipo muy intenso, defensivamente es el equipo que presenta más variaciones con un 6-0, 3-3, 4-2, e incluso 5-1 con muchas alternativas y crea muchas dificultades. Tendremos que estar preparados para saber cómo atacarlos, tener cuidado con sus extremos y primera línea y su velocidad de balón».

José Luis Román es un canterano que se ha convertido en habitual del siete del Quabit en la Liga Sacyr ASOBAL. Como jugador de la casa, sabe bien lo que cuesta llegar hasta arriba y este año viene dispuesto a demostrar su valía y ganarse la confianza del técnico de los alcarreños «siempre hay ganas de jugar más, pero estoy contento, estoy teniendo minutos y aprovechando y tengo que seguir en esta línea de aportar al equipo y sumar».

Para Román las últimas derrotas se deben más a una falta de tiempo de adaptación del nuevo equipo, que a errores de juego en sí «estamos entrenando bien y confiamos en nuestra forma de jugar y nuestro técnico, solo que de momento no hemos sido capaces de reflejarlo en la pista. Para esta semana son importantes las rotaciones, tenemos que estar al  100% somos la mayoría de cantera, se confía en nosotros y tenemos que aportar el máximo al equipo e intentar ayudar».

Para este partido no hay bajas y Mariano Ortega contará con la plantilla del Quabit al completo. Los dos partidos de esta semana en el David Santamaría se disputarán nuevamente sin público por motivos sanitarios, pero el equipo está ansioso por sentir el calor de su afición, aunque sea desde casa. Así que, ¡vamos Guada!