En la mañana de ayer, el Ayuntamiento de Guadalajara, representado por el alcalde D. Alberto Rojo y el concejal de deportes, D. Evaristo Olcina recibieron en el consistorio a los representantes de dos empresas del grupo Sacyr, el CEO de Sacyr Servicios-Valoriza, D. Fernando Lozano, y el CEO de Sacyr Concesiones-Guadalagua, D. Rafael Gómez del Río, quienes, acompañados por el presidente de Quabit Guadalajara, D. Alejandro Ortiz, reafirmaron su compromiso de colaboración con el club de ASOBAL.

Estas dos empresas han apoyado en esta difícil coyuntura económica, provocada por la pandemia del COVID-19, el proyecto deportivo de Quabit Guadalajara, proyecto firmemente consolidado en la Liga Sacyr ASOBAL durante más de diez años, siendo ésta su undécima temporada en la máxima categoría del balonmano español, lo que le convierte en el único club de la provincia de Guadalajara que milita en la primera división nacional.

Este apoyo es de vital importancia para el club alcarreño esta temporada, dado que, por la crisis sanitaria en la que nos encontramos, se han visto fuertemente disminuidos los patrocinios particulares. Es por esto que Quabit Guadalajara aprovechó la ocasión para agradecer firmemente su ayuda, tanto a Sacyr como al consistorio alcarreño por su generosidad y su colaboración con el club.

El Ayuntamiento de Guadalajara es el patrocinador principal de Quabit Guadalajara y acompañando en esta presentación a los representantes de Sacyr y del club morado, demuestra una vez más su apoyo al patrocinio de la entidad deportiva, que apuesta por la ciudad de Guadalajara y por este importante proyecto que promociona el deporte y la imagen de la ciudad a nivel nacional.

En cuanto la situación sanitaria sea más favorable, Quabit Guadalajara realizará un evento de presentación del primer equipo y de sus escuelas y canteras, que cuentan con más de 23 equipos de jóvenes de la provincia de Guadalajara, para el disfrute de todos los aficionados y patrocinadores del club, gracias a los que el equipo alcarreño ha podido sobrevivir en esta difícil temporada.