Mañana a las 20:15h se disputa en Granollers el último encuentro de la Liga Sacyr ASOBAL para Quabit Guadalajara y que será el último partido del equipo alcarreño en la máxima categoría del balonmano español. Se trata del partido aplazado de la jornada 31, de mero trámite para los morados pero aún de importancia para el rival, el Fraikin BM Granollers.

Tras confirmarse el descenso del Quabit, el equipo alcarreño se encuentra centrado ya en preparar la próxima campaña en División de Honor Plata, pero sus jugadores tienen un último partido que disputar antes de irse de vacaciones y algunos abandonar el equipo para la próxima temporada. Es el caso también de Rodrigo Reñones, quien tras hacerse cargo del conjunto para el tramo final de temporada, volverá a Cantabria donde diversos compromisos personales le tienen atado, por lo que no entrenará al Quabit la próxima campaña.

Reñones quiso hablar un poco del rival de mañana y aprovechar la rueda de prensa para despedirse de prensa y afición, con el pesar de no haber podido cumplir el objetivo marcado, pero muy contento con el trato recibido por parte de todos en Guadalajara «tenemos que intentar acabar el año de la forma más correcta a pesar de la situación. Nos queda un entrenamiento y un partido, tenemos una responsabilidad con el club, con respecto a la gente y los patrocinadores y Granollers se está jugando cosas y por respeto a la competición tenemos que ir a intentar ganarlo y como tercer objetivo hay jugadores que han tenido menos minutos y que los vana tener para demostrar si tal vez me he equivocado».

Pablo Paredes  ejerció como segundo capitán, manifestando el sentir del vestuario tras el descenso y también dando sus últimas declaraciones como jugador del Quabit, pues la próxima temporada no militará en las filas del equipo morado, como se confirmó hace algunas semanas por parte de su nuevo club «es duro despedirse así despues de 3 años dejando al club en plata que es lo que nadie quería pero seguiré apoyando al club allá donde estemos y mañana despedirnos de la mejor manera posible. El club ha tenido que tirar de gente muy joven y la incógnita era muy grande, la primera vuelta fue bastante aceptable y en la segunda vuelta después del partido de Benidorm no sabemos por qué, si es por físico o los rivales se adaptaron a nosotros, estos últimos ocho partidos han sido lo que nos ha llevado a jugarnos todo a un partido.»

Respecto a su tiempo en el club, durante tres temporadas, el guetxotarra se ha convertido en un jugador importante en el grupo y ha mantenido un rol de capitán con el que se ha sentido cómodo «como último mensaje, animo a que sigan apoyando al club. El balonmano aquí tiene futuro, es una ciudad que lleva muchos años apostando por este deporte y es un pequeño bache en el camino y esperemos que el año que viene se pongan cimientos fuertes y se empiece a pelear por el ascenso lo antes posible. Que sea un paso atrás para coger impulso. Respecto a  mí han sido tres años muy bonitos, he estado muy feliz, agradezco el apoyo del club, de la afición y de los estamentos de la ciudad, me llevo muchos amigos y espero volver de visita o ya veremos lo que depara el futuro».

Para este choque de mañana en Granollers, no hay bajas y además cuenta con retransmisión en las plataformas habituales.

El club quiere aprovechar para agradecer a Rodrigo Reñones su trabajo y disposición en la difícil tarea que tenía encomendada y le desea lo mejor en su futuro profesional. Desde ya mismo se trabaja en la confección de la plantilla de cara a la temporada 2021/22 y muy pronto se darán a conocer las bajas y nuevas incorporaciones del equipo, empezando por el nuevo entrenador.

Asimismo queremos dar las gracias a nuestra afición, ex jugadores, prensa, patrocinadores e instituciones por los incontables mensajes de cariño recibidos y prometemos devolver todo ese cariño a base de trabajo para volver cuanto antes a la primera línea del balonmano español.