El Balonmano Guadalajara reivindicó su papel en la División de Honor Plata con una victoria apabullante sobre el cuadro de O Rosal, en la octava jornada, en un partido en el que por fin pudieron exhibir ante sus muchos aficionados el buen trabajo preparatorio de la semana.

El equipo pontevedrés venía de encadenar tres victorias consecutivas pero apenas fue capaz de plantar cara al acierto ofensivo alcarreño que construyó su victoria desde una sólida defensa, una jornada más reforzada con la buena actuación de Marco Krimer.

El huracán ofensivo morado del inicio pilló por sorpresa a los gallegos (5-0, min. 8) y permitió al Guadalajara controlar el ritmo del partido incluso cuando sus sistemas de ataque fallaron ante un leve atisbo de de recomposición de la defensa gallega.

Tras el paso por vestuarios, los locales marcaron con más contundencia su control sobre el juego y las ventajas del Balonmano Guadalajara fueron crecieron a cada minuto que pasaba, llegando a superar la decena (31-23, min.48), con la aportación de todo el plantel.

ESTADÍSTICAS Y ACTA DEL PARTIDO

IMPRESIONES DE REQUENA TRAS EL PARTIDO