TUBOS ARANDA VILLA DE ARANDA, 24 – BALONMANO GUADALAJARA, 27

Balonmano Guadalajara se llevó dos importantes puntos de Aranda de Duero donde inició su andadura en la segunda vuelta de la primera fase de la División de Honor Plata. El equipo morado sigue ganado enteros. Muestra cada vez más solvencia en su juego y Marco Krimer se está convirtiendo en un muro bajo palos.

Ya en los primeros compases del partido, el Guadalajara puso de manifiesto su solidez. Lo que no frenaba la defensa lo frenaba Marco Krimer y la aportación ofensiva de todas sus líneas le permitía llevar la iniciativa en el marcador. Tito Díaz desconcertaba a la defensa arandina y Lombardi y Santi Simón aprovechaban sus opciones desde los extremos.

La igualdad mediada la primera mitad (8-8) se rompió en los siguientes 15. Guadalajara rotaba su banquillo pero todos sus efectivos seguían aportando. Determinantes dos certeros lanzamientos exteriores de Petrovski, el trabajo de Romanillos bregando en el pivote y la firmeza de Catalina en los 7 metros para ir abriendo distancias progresivamente y poner los 4 tantos de diferencia hasta en dos ocasiones (9-12, min. 22 y 10-14, min. 25) para marcharse al descanso con un tranquilizador 12-15.

En la reanudación, el Villa de Aranda salió espoleado y del brazo de Elustondo se esforzó por acercarse a un Guadalajara que seguía manejando los ritmos del partido para hacer su juego incluso en los momentos de inferioridad y cuando la presión del pabellón daba fuerzas a los suyos.

La renta a favor de los morados seguía creciendo (19-25, min. 47). Aranda se mantenía a base de corazón y del trabajo de Luis de Vega en la portería. Y por unos instantes atisbó (24-26, min. 57) alguna posibilidad de retener los puntos, pero los morados aguantaron el envite y certificaban su importante triunfo de cara a los objetivos finales del equipo.

ESTADÍSTICAS Y ACTA DEL PARTIDO