Fin de semana plagado de aplazamientos por la situación sanitaria para finalizar el año, con buenos partidos de los equipos que sí pudieron disputar sus encuentros.

Victoria trabajada del Alevín Masculino en su enfrentamiento ante el BM La Paloma azudense (22-10). Los morados dominaron los cuatro cuartos partiendo de la solidez de su juego colectivo. Estuvieron muy concentrados en defensa, maniatando al rival desde el principio, y anticipándose para conseguir transiciones rápidas y muchos goles en contraataque. Sabiendo, además, aprovechar bien las oportunidades que ofrecía el equipo contrario para anotar.

El mayor fondo de banquillo del Guadalajara hizo que cuarto tras cuarto la ventaja fuese aumentando en el marcador hasta conseguir la victoria. Así, los más pequeños de la cantera morada se afianzan en lo alto de la clasificación y cuentan sus partidos por victorias.

Victoria también para el Alevín Femenino (19-13) que sigue en trayectoria ascendente no sólo en resultados sino en la evolución de su juego.

Las moradas salieron a jugar con mucha intensidad y en una oleada goleadora inicial se alejaban de Parque Vallejo. Además, la defensa de anticipación de las moradas apenas permitía pensar al rival.

Una pájara en forma de desconcierto defensivo hizo que se perdiera el segundo cuarto. Pero el equipo supo recomponerse, volvió a controlar y a imponer velocidad en el cambio de rol ataque-defensa lo que le permitió lanzar muchos contraataques, y con la aportación de todas las jugadoras volvieron a hacerse con el control del ritmo de juego y a liderar el marcador hasta la victoria.

El Infantil Masculino A completó un partido irregular con dos partes muy diferentes, pero no dejó escapar los puntos (29-19) y se mantiene en lo más alto de la clasificación.

Los morados jugaron una primera parte sin intensidad ni acierto de cara a la portería del BM Retamar, que se tradujo en un inquietante 12-11 al descanso. Pero una segunda mitad, totalmente diferente, en la que una defensa más intensa permitió salidas rápidas al contraataque e hizo que las diferencias en el marcador se fueran ampliando, quedando patente la diferencia entre un equipo y otro.

 

Partido con poca historia el jugado por el Cadete Masculino A que fue superior al BM Retamar en todas las facetas del juego desde de principio a fin y amarró los puntos (33-23) en el Santamaría.

Una primera parte con defensa 5-1 con bastante profundidad ponía las cosas bastante complicadas al equipo visitante, mientras que en ataque el BM Guadalajara conseguía goles fáciles para llegar al descanso con 17-11. En la reanudación, más de lo mismo, aunque se bajó la intensidad defensiva, y las diferencias en el marcador se ampliaron hasta el 33-23 final, que dejaba clara la superioridad del equipo alcarreño.

Victoria (13-28) en un partido gris del Cadete Masculino B que no terminó de “carburar” en ninguna fase del encuentro, aunque supo sacar dos puntos en su visita a Madridejos.

El inicio de los alcarreños fue bueno. Sustentado en un sistema defensivo 6:0, el equipo lograba salir al contragolpe con cierta facilidad y mandar en el marcador. El ritmo pausado de juego no ayudaba en ataque. Al equipo le costaba atacar posicionalmente, no encontraba los espacios y se empeñaba en atacar por la zona central, donde el equipo de Madridejos se hacía más fuerte. Terminaba la primera parte con un 7-10 en el marcador a favor de los morados.

En la segunda parte el BM Guadalajara mejoró en defensa, lo que le hacía volver a salir rápido al contraataque y aumentar su ventaja en el marcador. La defensa, más cerrada que en la primera parte, lograba frenar los ataques, y cuando no era la defensa era la portería. Entre ambos lograban que el equipo apenas encajase goles. En ataque, los morados seguían espeso, pero gracias a las rápidas transiciones y contraataques se lograba anotar con facilidad. Al final, un merecido triunfo que afianza al equipo como líder de la categoría antes del parón navideño.

Cerraba el fin de semana de competición el Sénior Femenino que se enfrentaba a un hueso duro de roer, el Móstoles, líder de la segunda madrileña, al que plantó cara pero ante el que se pagó caro el desconcierto inicial (23-16).

Desubicadas en el campo de inicio, las alcarreñas tuvieron muchas dificultades para superar la veteranía y dureza de sus rivales, muy fuertes en el 1×1, durante los primeros 20 minutos. Y un parcial 12-1 para las mostoleñas lastró ya el devenir del partido para el Guadalajara.

Sin embargo, el equipo morado supo recomponerse, dos tiempos muertos encauzaron y centraron el juego del equipo que incrementó su intensidad defensiva provocando los errores de su rival, y permitiéndole manejar contraataques con soltura. Aunque, esta vez, los errores en los lanzamientos impedían al Guadalajara reflejar su mejoría en el marcador.

Tras el descanso, el BM Guadalajara encontró el camino del gol e igualó distancias en los parciales, mostró la mejoría de su juego y fue muy competitivo durante esta segunda mitad, pero el parcial en contra inicial fue una pesaba carga.