Balonmano Guadalajara suma dos nuevos puntos, se consolida en los puestos de cabeza del Grupo A, y sigue trabajando para lograr sus objetivos.

La solidez defensiva, la solvencia de Santamaría en la portería y la capacidad para sufrir fueron las bazas del Balonmano Guadalajara ante un Zamora correoso que nunca bajó los brazos pese a sus numerosas e importantes bajas.

Durante los primeros diez minutos del encuentro, tras un 0-4 inicial que dio seguridad a los morados, la buena defensa y un ataque certero, que supo encontrar los huecos en la defensa del Zamora, permitió mantener una renta de 2-3 goles a favor del Guadalajara.

Pero Zamora reaccionó, se resistía a entregar el control del partido a los morados y mediada esta primera mitad un 3-0 igualó la contienda y obligó a Requena a solicitar un tiempo muerto, con el que reordenó a los suyos para recuperar el mando en el marcador y llegar al descanso de nuevo con tres tantos de diferencia (10-13).

En la reanudación, Balonmano Guadalajara salió enchufado y aprovechó sus ocasiones al contragolpe para distanciarse aún más (11-16, min. 32). Los zamoranos volvieron a apelar al orgullo para mantenerse en la pelea, arropados por una grada que no dejó de animar, y aprovecharon las 4 exclusiones con las que fueron castigados los alcarreños en poco más de 11 minutos para igualar a 19 mediada esta segunda mitad.

Guadalajara se mantuvo firme, pero lo mismo hizo Zamora y el partido se volvía a igualar a 22 (min. 42). La recta final fue trepidante. Más exclusiones, que esta vez mermaban a los locales, el acierto desde los 7 metros de Román, el debut de Jesús Ángel Lucía con una gran parada de un nuevo penalti, la gran actitud defensiva alcarreña y los goles de Lombardi y Tito Díaz hicieron estériles los intentos locales.

ESTADÍSTICAS Y ACTA DEL PARTIDO

AUDIO CONCLUSIONES JUAN CARLOS REQUENA