Un brote de covid-19 entre los integrantes de nuestra primera plantilla obligó a solicitar el aplazamiento del partido del próximo sábado 29 ante el líder del grupo, Club Cisne, y el Comité de Competición de la RFEBM ya lo ha concedido.
Los test de antígenos que a diario se realizan nuestros jugadores y técnicos nos daban en la tarde-noche del lunes la peor de las noticias: 5 positivos, siendo además varios los integrantes de la plantilla que presentaban también síntomas compatibles con el Covid-19.
Afortunadamente, todos los afectados se encuentran en buenas condiciones, esperando salir de sus confinamientos muy pronto, y a la espera de saber la nueva fecha en la que se disputará el partido ante el líder del grupo A.