Todos los equipos canteranos han podido, por fin, afrontar todos sus compromisos ligueros.

Empezaban los alevines en la tarde del viernes con sendas victorias en la pista del colegio Pedro Sanz Vázquez, que les consolidan como líderes de la clasificación.

El Infantil Masculino B tuvo que trabajar para reconducir un mal inicio de partido ante El Casar. Atascados en ataque y faltos de consistencia defensiva, los morados tardaron en asentarse sobre la pista del Multiusos, lo que propició la igualdad de los primeros minutos. No terminó de realizar su mejor juego el Guadalajara, pero con el paso de los minutos, su superioridad técnica y la poca posibilidad de rotación de los rivales le permitió ir aumentando su distancia en el marcador y llevarse una cómoda victoria (31-11).

Partido sin mucha complicación para el Infantil Masculino C ante un Cabanillas muy inferior (28-4) que sirvió a los jugadores morados para seguir mejorando aspectos del juego en los que viene trabajando.

Primera parte marcada por un buen ataque, que aprovechó bien los espacios de la defensa rival, y buen balance defensivo con acciones desde la portería que permitieron hacer transiciones rápidas. En la segunda parte, tónica muy parecida a la primera mitad, aunque en los últimos 10 minutos del partido, el Guadalajara perdió fuelle y concentración y aparecieron las imprecisiones en ataque.

 

Victoria (14-26) del Cadete Femenino en su viaje a la pista del Olías, en un partido jugado con intensidad desde el primer minuto, que mantuvo siempre por delante en el marcador al Guadalajara. Tras llegar al descanso (8-13), en la segunda parte, las moradas fueron ampliando las diferencias y dando entrada a todas sus jugadoras, además de intentar poner en práctica nuevas situaciones de juego que sirvan para mejorar su nivel de juego.

Dos puntos también en la misma pista que sus compañeras para el Infantil Femenino A, que si bien se llevaron una amplia victoria (8-18) no completaron un buen partido y cometieron muchos errores. El equipo no se sentía cómodo en ataque y se perdió la fluidez de balón que las moradas acostumbran a tener. Pero los puntos son un buen tónico para seguir trabajando.

Muy buen partido del Cadete Masculino B frente a BM Madridejos en la pista del Santamaría (34-19). Desde el principio el equipo salió muy compacto, con intensidad, con ritmo… y pronto se vio en el marcador. En defensa los locales estuvieron bien, asentados en un 5:1, lograban robar balones y sacar rápidos contraataques que le permitían anotar. En ataque posicional el juego 2:2 con los pivotes funcionaba y anotaban. Al descanso el Guadalajara se iba claramente (18-8).

En la segunda parte el guión fue el mismo, el equipo se encontraba sólido en defensa, la portería seguía aportando, y en ataque se encontraban situaciones claras de gol.

La continuidad en las acciones de ataque fue uno de los aspectos a resaltar del equipo. Se conseguía iniciar en un lado de la defensa, atraer su atención y continuar el balón hacia la zona contraria donde se encontraban situaciones claras de gol. Algo aparentemente sencillo pero que no todos los equipos hacen.

Los morados fijan ya su mente en el próximo partido contra BM Azuqueca para pugnar por la primera plaza de liga.

Buen partido también del Infantil Masculino A que se traía la victoria (39-23) de su viaje Pozuelo de Calatrava, gracias a su buena actitud y a la consistencia de sus sistemas defensivos.

Y otra victoria más. Esta vez del Cadete Masculino A que se llevó los puntos (28-24) de la pista del Pozuelo de Calatrava pero en un partido en el que le costó mucho entrar. Durante la primera mitad, los morados se mostraron faltos de concentración defensiva y cometieron numerosas pérdidas de balón. Tras el paso por vestuarios, el Guadalajara mostró otra car y se puso el mono de trabajo. Trabajaron en grupo. Su defensa ganó en intensidad y lucharon para llevarse la victoria.

Muy complicado el partido del Infantil Femenino B que pese a intentarlo perdía (22-14) en la pista del Azuqueca.

Primera derrota de la temporada para el Juvenil Masculino en la pista del Retamar (26-24). Durante la primera mitad, la falta de intensidad de la defensa morada a la que se unió una portería que no estuvo al nivel habitual facilitó las cosas a los locales que, además castigaron al Guadalajara en el 2×2 con su jugador Miguel. Y en  ataque, a los morados les costó ajustar las acciones de continuidad.

La segunda parte fue un calco de la primera parte en muchos momentos. Las transiciones moradas eran muy lentas y se cometían  muchas pérdidas en ataque. Aún así, el Guadalajara tuvo bola para empatar el partido a falta de 3 minutos pero una nueva pérdida siguió dejando el control a los locales.

El equipo quiere pasar página y ya se conjura para afrontar su importante choque de esta semana en la pista del Santamaría ante el Villafranca.

Tampoco el Sénior Masculino logró puntuar en Retamar. Tras una primera parte igualada, en la que el Guadalajara nunca perdió la cara al partido, y se marchó al descanso perdiendo por la mínima pese a no tener mucho acierto ofensivo (15-14).

En la reanudación, el cuadro local reforzó su trabajo defensivo provocando numerosas pérdidas de balón a los morados y desplegando los contraataques para obtener la victoria por 31-25.

Cerraba el fin de semana, el Sénior Femenino con una victoria (20-14) ante el Osuna Madrid. Aunque durante gran período de tiempo, el ataque morado no supo romper la férrea defensa visitante, encontró la manera de provocar con su defensa las pérdidas de balón del Osuna y aprovecharlas para lanzar numerosos y letales contraataques para llevarse los puntos.