Derrota sin paliativos en Irún

Empezamos bien pero no supimos encontrar los huecos y en la segunda parte nos dejamos llevar. Derrota ante uno de los grandes de la categoría pero más dura por los últimos 15 minutos de partido donde no fuimos nosotros. Espectacular acogida la del Pabellón Artaleku con más de 1.400 espectadores. Las 17 paradas de Skrzyniarz y los 5 goles de Cavero no permitió soñar con remontar o un empate en ningún momento.


El Bidasoa-Irun nos hizo sufrir mucho en el tramo final de un duelo en el que los locales no notaron el cansancio de su viaje y partido europeo entre semana y aprovecharon la frescura de sus juniors de oro, con Julen Mujika como mejor exponente. El pronóstico tenía un claro color local, ya que se enfrentaba un equipo vasco con la moral elevada a su máxima expresión tras su gesta europea ante el Kolstad noruego contra un conjunto alcarreño que no logró su primer triunfo hasta la pasada jornada y que está en zona de peligro a pesar de que evidencia síntomas de mejoría.


El conjunto alcarreño aguantó cinco minutos, los primeros, en los que llegó a estar con una ventaja (3-5) que no parecía preocupar a un siete guipuzcoano que enseguida comenzó a carburar, con el internacional Asier Nieto primero y con Rodrigo Salinas después para ir poniendo distancia a medida que transcurría el choque.

Dariel García, exjugador del Guadalajara, también aportaba ante los que fueron sus compañeros. Se notó su presencia defensiva que coincidiría con el despegue de su equipo y la amplísima rotación bidasotarra comenzó a hacer daño a su rival, que se fue cinco goles abajo al descanso.


La entrada en vestuarios le sentó peor todavía al equipo de Ricardo Mateo, sustituto en el banquillo de Requena para este encuentro. Azkue y Asier Nieto pusieron un 3-0 de parcial que elevó la renta a siete goles (21-14). Los alcarreños se dejaron ir en la parte final del partido y no supieron controlar los ataques, que una y otra vez, hacían daño en la defensa. Varios fallos de oportunidades de gol y el acierto del portero del Bidasoa hizo casi imposible pensar en remontada o un empate.


El chileno Salinas está en un excelente momento y se echó el equipo a la espalda para codirigir con Azkue los ataques amarillos, que siguieron siendo fructíferos, al tiempo que la portería de los de Artaleku, con el tunecino Mehdi, se convirtió en casi un imposible para los de Guadalajara.


El Guadalajara dio el partido por perdido cuando el Bidasoa superó los 30 goles (31-19) para pensar en encuentros con mayores posibilidades y el conjunto vasco vivió un plácido final.



FICHA TÉCNICA


39 - Bidasoa-Irun: Skrzyniarz (Mehdi), Zabala (4), Azkue (4), Cavero (5, 3 p.), Rodrigo Salinas (5), Ugarte (1), Asier Nieto (5), Gorka Nieto (4, 3 p.), Mujika (5), Tesoriere, Da Silva, Aginagalde (1), Iribar (2), Mitic, Dariel García (3), Urruzola.


25 - Civitas Guadalajara: Santamaría (Krimer), Catalina (2), Tito Díaz (3, 1 p.), Romanillos (2), Gorostidi (4), Lombardi (2), Francisco Oliveira (3), Chiuffa (2), Lloren, Alberto Serradilla (3), Dorado (1), Román (3), Carlos Pérez.


Marcador cada cinco minutos: 3-5; 7-5; 10-7; 13-10; 15-11; 18-13 (descanso); 25-17; 26-18; 29-18; 35-24; 39-25.

LOGO COMPLETO PNG FONDO BLANCO_edited_edited.png

LO ULTIMO EN REDES

  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube