top of page

Un imparable BM Guadalajara suma dos puntos más

La jornada 4 de División de Honor Plata masculina llegaba al David Santamaría como una fiesta para la afición alcarreña, en una tarde que comenzaba con globos en la grada y finalizaba de la mejor manera, con dos puntos más para un BM Guadalajara que continúa como líder imbatido en la clasificación de la categoría.


Juan Carlos Requena optaba por un siete inicial formado por Dani Santamaría en portería, Alberto Serradilla y el capitán Lombardi en el flanco izquierdo, Denys Barros y Romanillos por el centro y Manu Catalina junto a Quique Calvo por la derecha.


Con estos efectivos comenzaba el encuentro, en cuyos primeros instantes, rapidísimos por ambos bandos, demostraban mayor acierto los locales, que abrían el marcador por obra del goleador Alberto Serradilla y con un penalti a favor de Aranda, se establecía el 1-1 llegado el primer parcial del encuentro.


El choque se mostraba igualado, con un Denys Barros que llevaba la batuta del ataque alcarreño, mientras que Pinillos lo hacía por el bando de los ribereños, que conseguían adelantarse en el marcador llegado el minuto 10:00 con un 4-5 gracias a la gran actuación en portería de Pau Guitart.


La dura defensa arandina ponía las cosas difíciles para los de Requena, pero Lombardi se echaba el equipo a la espalda y llegando al ecuador del encuentro, ponía a los suyos de nuevo en el buen camino, abriendo huecos imposibles en la férrea defensa rival y estableciendo el 7-7 en el marcador.


Durante los siguientes minutos, los defensores del Villa de Aranda subieron un punto en su firmeza, lo que sufrieron a golpe de exclusiones y a los morados les costaba conseguir el lanzamiento si no era desde el exterior y no con poca dificultad, por culpa de Pau Guitart. Pero rondando el minuto 21:21 conseguían adelantarse de nuevo 10-9 con un gol de Panchito Lombardi a pase de Gorostidi, lo que motivaba a Diego Yáñez a solicitar tiempo muerto para desatascar a los amarillos.


Los últimos minutos de la primera parte fueron un calco de los primeros, un choque de trenes con dos conjuntos competitivos y con ganas de quedarse los puntos y, aunque se veía un BM Guadalajara más lúcido y sólido en ataque y un Villa de Aranda más potente en defensa, terminaban llegando al descanso con un abierto 13-13.


La segunda parte arrancaba con un BM Guadalajara mucho más entonado. Denys Barros tomaba de nuevo las riendas del ataque morado y ya en el minuto 37:00 de juego, el 19-16 que lucía el marcador hacía que Yáñez detuviera el crono de nuevo ante la oleada alcarreña.


De poco sirvieron sus instrucciones pues el BM Guadalajara había salido de vestuarios como un obús, si no era por las acertadas intervenciones de Magnol Suárez y en el minuto 45:00 de juego, la renta de los alcarreños seguía siendo de dos goles, 23-21, pero la sensación de peligro constante era más que evidente sobre la pista azul del Santamaría.


Y así, con una afición enfervorecida, llegaba la fiesta al pabellón alcarreño. El siempre fiable Jorge Romanillos, un soberbio Panchito Lombardi, un inspirado Denys Barros y hasta Dani Santamaría bajo palos se sumaban al inconmensurable trabajo del BM Guadalajara, que ya tenía un 27-23 en su haber antes de llegar al 50:00 de juego y que no cedería un ápice en su lucha por amarrar dos puntos más.


De este modo y a pesar de los esfuerzos de los ribereños por no desengancharse del partido, la pila se les iba agotando frente a un rival que mostraba su mejor cara, esa que le convierte jornada a jornada en un claro aspirante al ascenso a ASOBAL, llevándose en esta cuarta jornada los puntos al derrotar por 31-28 al Tubos Aranda Villa de Aranda.



FOTOS @DXTenGuada - Santi Molina









Comentários


LOGO COMPLETO PNG FONDO BLANCO_edited_edited.png

LO ULTIMO EN REDES

  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
bottom of page